Dieta disociada

La dieta disociada es probablemente una de las dietas existentes actualmente con mas seguidores y gente practicándola en la actualidad por todo el mundo, la característica principal de esta dieta es que se puede consumir casi todo tipo de alimentos, con la única salvedad de que no se pueden mezclar entre si en una misma in gesta los alimentos que no son compatibles entre si.

La particularidad de esta dieta se basa en no mezclar los diferentes nutrientes para que estos no se conviertan en grasa para nuestro organismo, la base de esta se encuentra en no mezclar e ingerir simultáneamente hidratos de carbono con proteínas como veremos mas adelante.

De igual manera no comer alimentos grasos como podrían ser ciertos productos lácteos o frutos secos, con los alimentos proteicos, como es la carne. Tampoco se pueden mezclar en esta dieta distintas clases de hidratos, por puede ser el arroz y las patatas, o fideos con el pan blanco, las verduras si se pueden combinar con cualquier otro alimento salvo la excepción de las frutas.

En casi todos las dietas, las frutas se suelen ingieren solas a media mañana o a media tarde. Las únicas dos cosas en la dieta disociada que están prohibidas y deben ser totalmente eliminadas de nuestra alimentación, son el azúcar que se puede cambiar por edulcorante, y el alcohol, ya que este hace que se fijen las grasas ingeridas en nuestro cuerpo.

Así que para la dieta disociada lo que se busca es separar en nuestra in gesta diaria de los hidratos de carbono como el pan, los derivados del arroz, la pasta, las patatas y las legumbres, de las proteínas como son la carne, el pescado, los huevos y los alimentos lácteos, para poder  bajar de peso.

Un ejemplo de lo que podemos comer en la dieta disociada seria:

Desayuno:
Café o te sin azucar
2 rebanadas de pan con aceite de oliva

Media mañana:
Queso fresco

Almuerzo:
Ensalada cruda variada con lechuga, berros, escarola, cogollitos, etc., con aceite de oliva, limon o vinagre.
Luego podemos comer pasta, arroz, patatas o legumbres cocinadas con verduras.

Merienda:
1 o 2 piezas de fruta que pueden ser naranja, kiwi, pomelo, etc.

Cena:
Para la cena podemos elegir entre verduras hervidas, o a la plancha o salteadas con un puré de verduras. O podemos comer carne, pescado, pollo o huevos cocinados de la forma que mas nos guste evitando solamente que sean fritos.

¿Por que elegir la dieta disociada?

Muchas de las personas que siguen la dieta disociada, y eligen esta frente a otras tantas existentes para adelgazar, la eligen porque con esta dieta no se pasa hambre y se ingiere una alimentación variada. Como comentamos anteriormente, la dieta disociada no excluye ningún tipo de alimento, salvo el azúcar y el alcohol, solo es necesario vigilar su combinación y se realizan 5 comidas diarias, solo debemos recordar comer por ejemplo proteínas en la cena e hidratos de carbono a la mañana y la tarde.

De todas maneras es recomendable acompañar esta y otras dietas con actividad física para poder quemar calorías y disminuir la ansiedad y ayudar en la bajada del peso. Acuérdense como siempre les recomendamos de consultar con su medico o nutricionista antes de empezar cualquier clase de dieta, pare realizarnos un análisis y seguimiento.

ARTÍCULOS RECIENTES

Deja un comentario